Proyecto con un consumo promedio de $20,000 pesos mensuales debido al uso de cámaras de refrigeración.

Optamos por usar paneles de 330 watts porque el espacio era limitado. Diseñamos e implementamos refuerzos especiales para la estructura que soporta los paneles logrando así obtener la mejor relación costo-beneficio.